The Romantics

The Romantics es una banda de new wave y power pop, formada en 1977 en Detroit, Míchigan, Estados Unidos. La banda adoptó el nombre “The Romantics” porque se formó en el día de San Valentín.

Han sido muy populares, sobre todo en la década de los 80’s, en Estados Unidos, Canadá, Asia, Europa y en Latinoamérica.

Influenciados por grupos musicales británicos, como The Beatles, The Who, The Kinks y The Rolling Stones, han logrado un sonido único e inconfundible, sustentado en una sólida base rítmica (bajo y batería) y pegadizos riffs de guitarra.

Sus canciones más conocidas son What I like about you (1979) que aparece en comerciales y en películas, When I look in your eyes (1979), Talking in your sleep (1983), Rock you up (1983), Got me where you want me (1983), One in a million (1983), Test of time (1985), Be my everything (1985), Let’s get started (1985), Midnight to six man (2003), Devil in me (2003), entre muchas otras.

Han surgido varios cambios en la banda durante la década de 1980 debido a problemas económicos. El baterista y vocalista Jimmy Marinos abandona al grupo en 1984 para seguir con su proyecto como vocalista en la banda de rock Motor City Rockers siendo remplazado por David Petratos; y el bajista Rich Cole y el guitarrista solista Mike Skill fueron remplazados por Bryan Christopher y Coz Canler. Sin embargo Marinos vuelve entre 1996-1997 temporalmente a la banda para una serie de actuaciones, y Cole y Skill regresan a la banda entre 1981-1982 durante el lanzamiento de Strictly Personal

El 21 de noviembre de 2007, The Romantics interpuso una demanda contra Activision, RedOctane, Harmonix, y Wavegroup sobre el cover de la canción “What I Like About You” que se utiliza en Guitar Hero Encore: Rocks the 80s . Mientras que los desarrolladores del juego hicieron derechos seguros adecuados para cubrir la canción en el juego,The Romantics afirman que el cover es prácticamente indistinguible de la versión auténtica y por lo tanto sería de confundir que la banda grabó en realidad la música y la aprobación de la canción. En la demanda se solicitó el cese de las ventas del juego y el daño monetario. El caso fue desestimado el 9 de julio de 2008, con la juez de distrito de Estados Unidos Nancy G. Edmunds afirmando que Activision había obtenido la obtención de licencias para las obras y que la propia banda ya no ostentaba los derechos de autor sobre la obra.

DEJA TU COMENTARIO