The Communards

The Communards fue un dúo británico de synth pop y new wave de la década de 1980. La banda se mantuvo activa por corto tiempo, desde 1985 a 1988.

Ellos son más conocidos por sus versiones de dos canciones: Don’t Leave Me This Way, de Harold Melvin and the Blue Notes, así como Never Can Say Goodbye de The Jackson 5.

Se formaron en 1985 después de que el cantante Jimmy Somerville dejara la banda Bronski Beat para crear el grupo con el músico Richard Coles. A pesar de ser principalmente pianista, Coles manejaba un buen número de instrumentos y había tocado anteriormente solos de clarinete en el éxito de Bronski Beat llamado It Ain’t Necessarily So. Entonces fueron reclutados por el bajo Dave Renwick el cual también había tocado antes en Bronski Beat. Somerville era conocido por su forma de cantar con voz de falsete, y fue considerado abiertamente homosexual durante un periodo de debate creciente socio-político y de conflicto en el asunto de la homosexualidad en el Reino Unido.

La banda tuvo su primer éxito en la lista de los Top 30 del Reino Unido en 1985 con la canción de piano You Are My World. Al año siguiente tuvieron su mayor éxito con una versión de una vieja canción soul del grupo Harold Melvin and the Blue Notes: Don’t Leave Me This Way. Inspirado en la versión de Thelma Houston, el grupo grabó otra de ritmo bailable que se mantuvo durante 4 semanas en el número 1 y se convirtió en el sencillo más vendido en su país durante 1986. También arrasó en las listas de Estados Unidos.

Esta canción introdujo a Sarah Jane Morris como co-cantante principal a dúo con Jimmy Somerville, explotando el contraste entre la voz profunda y contralta de Morris y el falsete agudo de Somerville. Morris desarrolló versiones a dos voces de muchas de las versiones de The Communards y de hecho salía en las fotos como el tercer miembro de la banda.

Interesado por la cultura española, el grupo grabó una curiosa canción con toques andaluces, La Dolarosa [sic], que incluyó en uno de sus álbumes pero sin lanzarla como sencillo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario